Póngame cuarto y mitad de seguridad, por favor

silencioParece que estamos en rebajas legislativas  porque cada día aparecen leyes y más leyes y modificaciones de las leyes que incrementan el control y esto empieza a recordar a un mercado… a la rica modificación de la ley, venga, que la llevo fresquita…pues oiga, póngame cuarto y mitad. Uy pues ha entrado bien, pues hala, modifiquémosla otra vez…

Pese a que vivimos en un país en el que los índices de inseguridad están muy por debajo de la media según la prensa, hay que endurecer el sistema penal para proteger a los ciudadanos, la pregunta es ¿de quién?  Si el ciudadano medio de este país, es bastante ejemplar, no se mete en líos la pregunta es ¿de quién necesitan protegerse los ciudadanos?  ¿Tan obsesionados estamos en este país por protegernos? Por lo que se puede ver en la redacción de todos esos textos legislativos, pues queda claro, del mismo ciudadano, que se ha convertido en un peligro público.

Mucho se ha hablado de la Ley de Seguridad ciudadana que persigue, criminaliza y controla las protestas, protege a las fuerzas y cuerpos de seguridad, blinda la unidad de España y a los políticos. Entre las propuestas que escuchamos últimamente proponen realizar controles de alcoholemia a viandantes, perseguir protestas y manifestaciones, sancionar duramente escraches a políticos y a aquellos que ofendan la unidad de España. En un duelo entre las Sorayas en el Congreso, la Soraya del PSOE preguntaba: ¿Qué es eso de que vamos a castigar la ofensa a los españoles? También se aumentarán las fuerzas del orden público de forma privada a través de las empresas de seguridad, los famosos vigilantes jurados, podrán detener, podrán patrullar y podrán cachear. En este artículo de El País se pone de manifiesto que nuestro responsable de interior ha reconocido que la Ley está pensada para ofrecer más negocio a las empresas de seguridad privada entre las que encontramos grandes multinacionales.

En EEUU donde la privatización de áreas en materia de seguridad es mucho mayor que en el nuestro, llama la atención el sistema de prisiones. El problema social al que se enfrentaban tenía que ver con el aumento de la población y la falta de recursos sociales. El aumento de las desigualdades en un país que asistió enmudecido (como todos los demás) a la desaparación de su industria propia, aumento del trabajo precario y encarecimiento de la educación y la sanidad, la ecuación no salía. Por esta razón había que incrementar medidas de control, que tras el 11-S se endurecieron mucho más  y reforzar  el sistema de prisiones que además, se convirtió en un negocio lucrativo pues muchas de las prisiones de EEUU están en manos de gestores privados. El país alberga en sus penales algo más del 20 % de la población carcelaria del planeta y teniendo en cuenta que la población americana representa el 5% de la población total, el porcentaje de encarcelados está muy por encima. Desde 1980 se ha multiplicado por 4. Dentro de esta población reclusa los latinos y afroamericanos superan con creces al resto del colectivos, representan aproximadamente un 60%, con lo que se puede decir que son las clases más desfavorecidas las que llenan las cárceles americanas. Algunas de estas prisiones de gestión privada venden la mano de obra muy barata o gratis a empresas para manufacturar sus productos, siendo ésta una vía de negocio para las empresas privadas que gestionan las prisiones. Recientemente vimos en Encarcelados como en algunas prisiones brasileñas habían adoptado este sistema de trabajo y tenían  fábricas dentro del recinto penitenciario y también estaba aumentando en los últimos años el volumen de población reclusa. En Salvados también pudimos ver otra prisión muy peculiar, la del sheriff Arpaio que viste a sus reclusos de rosita, dejando el tema de los derechos de los presos en sus calzones rosas. Esta semana se ha revolucionado todo el mundo por la detención de Fernando Madina, cantante de Reincidentes y ya hay quienes apuestan que ha tenido que ver el tipo de música crítica que hacen con la detención. Madina puso de manifiesto que le mantuvieron incomunicado, vestido de naranja y sin saber  qué iba a ocurrir con él todo el fin de semana hasta que le pusieron ante el Juez. Algunos se han escandalizado por el vejatorio trato a Madina, que afortunadamente ya ha vuelto a casa desde ese Miami que no le ha tratado muy bien.

¿Por qué hablo tanto de EEUU y no de nuestro país si la noticia es de aquí? La impresión creciente de que vamos dando pasos para parecernos cada vez más a  modelos exportados de los USA  se van viendo en materia de sanidad y educación y ahora con el tema de que las empresas de seguridad privada, nos pone un poco el vello de punta confirmando esa impresión de que estamos dando todos los pasos que hemos visto dar a otros países como los propios EEUU o Chile. Nos encontramos en la situación de no tener apenas industria, el escaso trabajo que se está creando es precario, la destrucción de empleo en los últimos cinco años ha sido catastrófica, han subido los impuestos, se han vendido espacios y actividades públicas al sector privado, se han reducido todas las prestaciones sociales, se está vendiendo a precio de saldo el parque de vivienda de alquiler social en algunas comunidades, se legisla para controlar posibles brotes de estallido social y ahora se ofrece una parte de nuestra seguridad al sector privado. Así que mucho me temo que no estamos tan lejos de ese miedo conspiranoico y no digo que se vaya a privatizar también nuestro sistema penitenciario, pero sí parece haber muchas semejanzas entre una y otra situación, sólo que con unas décadas de diferencia.

En No Logo, Naomi Klein  detallaba entre otras cosas, como fue el boom de la venta de espacios públicos a empresas privadas de manera que teatros, calles  y otras parcelas que anteriormente eran propiedad pública han pasado a manos privadas, dejando cada vez menos en manos del Estado con la perdida de poder y control que eso conlleva.  Algunos ejemplos en nuestro país también han comenzado por espacios  dedicados a la cultura que ya han pasado a manos privadas e incluso una estación de metro en Madrid ya lleva el nombre de una multinacional. En un país en el que no producimos prácticamente nada las únicas oportunidades de negocio se encuentran precisamente en la cesión de espacios y actividades públicas para su explotación en manos privadas. Pero ¿qué ocurrirá cuando todo esté vendido y el país ya no tenga nada  público que vender?

Ya conocemos que el sistema de salud americano no es muy efectivo, resulta caro, supeditado a seguros médicos privados renovables por períodos y que dejan a infinidad de personas fuera cuando están aquejadas de alguna enfermedad crónica. Michael Moore en su documental Sycho, da una visión de  cómo este sistema ha dejado sin atención médica incluso a los héroes (bomberos y policías) que trabajaron en el 11S y que hoy sufren asma y otras enfermedades crónicas a causa del amianto y otros productos inhalados en la zona cero. Otro ejemplo es el de la educación privada y como sus costes afectan al futuro de los estudiantes, que suscriben créditos  que pueden llegar a los 100 mil dólares. Una vez acabada la carrera y sin oportunidades de calidad en el mercado laboral a veces tienen que compaginar dos y hasta tres empleos para poder hacer frente a ese crédito, en gran medida porque la mayoría consiguen contratos en prácticas mal remunerados o de becarios sin sueldo. En otro documental del señor Moore, Capitalism a love story, encontramos el caso de una piloto cuyo sueldo no llega a 15 mil dólares anuales, que tiene otros dos trabajos a tiempo parcial para poder pagar su deuda con la universidad. En este documental también puedes encontrar cómo se vieron afectados los americanos por la burbuja inmobiliaria, privatizaciones,   perdida de industria, etc., muchas de las cosas que estamos viviendo ahora. (Si no les gusta el Sr Moore porque les parece una estrella mediática, pueden probar a leer La Doctrina del Shock, libro escrito por Naomi Klein hace unos cuantos años y que nos cuenta cosas que ahora nos suenan mucho pero en otros lugares del mundo).

Volviendo a la polémica suscitada por las leyes de seguridad privada y seguridad ciudadana, los sindicatos de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado por su parte, ya han manifestado que con la reducción cada año de 2500 efectivos, esta ley parece creada para sustituir esta carencia, por agentes mucho más baratos que la Policía o Guardia Civil y con menos formación. En este artículo de Voz Populi, estas asociaciones ya ponen de manifiesto algo bastante escabroso, la escasa formación que tienen los guardas de seguridad si lo comparamos con la de la policía,  y algo más grave, la transmisión de datos “policiales” a estas empresas privadas de lo que argumentan, es un material muy sensible para ponerlo en manos de un empresario.

Ante la Ley de seguridad ciudadana el comisario de derechos humanos de la Unión Europea ha dicho que la vigilará de cerca porque puede atentar contra derechos y libertades, como detalla este artículo de La Vanguardia.

En tanto en cuanto llega ese país que se está configurando y que cada día se parece más al Orwelliano 1984, una empieza a sentir en la garganta la necesidad de coger aire y dejar de sentir como se va hundiendo y quedando pequeña, cada vez más pequeña, pequeñísima…

Querida Alcaldesa: Quiero ser su músico callejero

selma payasaQuerida Alcaldesa:

Quiero postular como músico callejero para su ciudad. Qué gran idea hacer pruebas a todos los músicos que tocarán en la Villa,  a lo Operación Triunfo. Espero que encuentre a su Bisbal y que lleve el nombre del Ayuntamiento por aquellas tierras de Miami, luciendo con orgullo a su maravillosa mecenas. He buscado información al respecto de cómo sería la audición, qué cosas validarían a un candidato, si es necesario haber acabado el Conservatorio Superior, si hay que tener un estilo predefinido, o ser ya tan famosa para estar de jurado en algún reality show y he descubierto que me lo juego todo en cinco minutos.

¡Ay! ¡Qué nervios tengo,alcaldesa!, me he puesto un poco histérica y es que, desde que no me pude presentar al Casting de OT porque desgraciadamente, (ahora tendría que decir, afortunadamente),  trabajaba unas 12 horas diarias vendiendo camisetas, no había vuelto a tener una oportunidad como ésta para encontrar el modo de ser lo que siempre soñé. Por ello le agradezco enormemente que haya puesto en marcha esta iniciativa.

No sé si podré superar la prueba porque el nivel  de los músicos que veía en las calles de Madrid cuando salía de la tienda donde trabajaba en Preciados, era muy alto. Grandes virtuosos de Conservatorio me deleitaban frecuentemente cuando tenía que ir a por un sandwich rápido a comer, músicos de Jazz, que me hacían llegar a veces tarde porque no podía dejar de escucharlos para volver a la tienda. 12 años de Conservatorio es algo con lo que no puedo competir, pero como todo está tan mal, seguro que muchos serán mis contrincantes, cuando podrían estar tocando en una sinfónica, pero como todo está tan mal… Cómo se echa de menos a esos músicos en la calle, ya veo que es una romántica como yo y que también lo echa de menos,  por eso ha puesto en marcha este casting.

Creo en el fondo, que tengo pocas opciones ante semejante despliegue artístico pues no pisé nunca una escuela de música, eso sí, aprendí a tocar los cuatro acordes que me sé en el internado de monjas, espero que me dé puntos. Mis compañeras me pedían una y otra vez aquella de Madre anoche en las trincheras y me hice experta en Villancicos porque se hacía un concurso todos los años y  mi clase ganó tres. Confieso que prefería cantar otras cosas, pero no hablemos del pasado, que todos tenemos uno y es algo que nos marca tanto que bastante tenemos con llevarlo para toda la vida.  Hablemos de futuro alcaldesa.

Quiero ser su músico callejero porque creo que puedo aportar a la ciudad un poquito de entertainment para los turistas , a mí también me gusta mezclar idiomas, como hacen en EEUU los latinos.  Aunque de joven quería cantar como los rockeros, al final me reformé el día que empecé a trabajar en una tienda de ropa y descubrí los tacones, los vestidos, el estilo y la canción ligera, que creo que es lo que yo hago.

Como estamos en las fechas que estamos, voy a escribir mi carta de reyes, porque  los Reyes son más españoles que Santa y yo soy muy de aquí, una mujer española como usted y como sé que le encanta esta época de luces doradas, adornos rojos, bolas, árboles, muñecos de nieve y Belenes vivientes, le pido a los Reyes que me de una oportunidad, para ello le adelanto que me voy a postular con mi humilde Villancico, deseando, eso sí, mucha suerte a los otros músicos que participan en el Casting y una muy, muy  FELIZ NAVIDAD.

Orgullo de ser manzaperina

bandera_gayMadrid era una ciudad con unas fiestas patronales poco exportadas o exportables si lo comparamos con San Fermín, La Feria de Abril o Las Fallas, hasta que llegó el Orgullo Gay y pronto fue acogida como fiesta grande de la ciudad, fiesta que ahora se pone en peligro por una multa de 160 mil euros. La razón de la multa el exceso de ruido.

Vamos a ponernos en festivos antecedentes. Vivo en una calle valenciana rodeada por 3 fallas. Las Fallas son agrupaciones de personas que hacen su monumento de corcho durante el año, muy bonitos por cierto, y el 19 de Marzo se queman tras permanecer plantado unos días en la calle, para llanto de las falleras. Las Fallas como fiesta duran una semana más o menos, pero los falleros tienen muchos otros saraos  autorizados a lo largo del año:  Presentaciones, fiestas en la calle, con disco-móvil hasta las tantas, calles cortadas para sentarse a hacer sus comilonas, y lo que se me hace  insoportable, la detonación de petardos. Aquí se explotan petardos por cualquier motivo, en cualquier día, bodas, bautizos y comuniones, porqe hoy es hoy, por supuesto en todos los eventos falleros y durante prácticamente un mes antes de las Fallas comienzan a sonar, viviendo los 10 días últimos hasta que arde todo, en un permanente estallido en el que apenas se pueden escuchar 30 segundos seguidos una detonación. En ocasiones te da un vuelco al corazón cuando de repente suena una tira de petardos en tu calle y te tiemblan las canillas del susto porque parece que ha empezado la guerra. Una mascletá, eso es ruido y atronador por cierto… pero a nadie se le ocurre ir a la una o las dos de la mañana a decirle a los falleros que dejen de hacer ruido con los castillitos de fuegos artificiales, y por supuesto aquí no hay multas en ninguna época del año, pese a que se detonan petardos que te arrancan la mano, las cifras de heridos por detonación de petardos en esta comunidad son espectaculares. Ruido también habrá en San Fermín, La Feria de Abril, etc., porque  una cosa está clara FIESTA=RUIDO, aunque unas sean más ruidosas que otras.

Me pongo en el lugar de los vecinos de Chueca que no pueden dormir, tanto me pongo en su lugar,  que yo tampoco puedo dormir, ni trabajar, ni pasear a mis perros a los que además tengo que dar ansiolíticos para paliar el estrés que les producen los petardos durante un mes fallero.  Si no me puedo largar de la ciudad que es lo hacen los que no son falleros y tienen una segunda residencia cerca de la ciudad, huyen en Febrero y vuelven casi en Abril. Asumo que para los vecinos de Chueca es molesto, como lo es para los vecinos que viven en cualquier plaza de pueblo cuando se planta la verbena que acaba a las 4 de la mañana.

Dicho esto, entiendo que las fiestas son parte de la cultura de una comunidad, Las Fallas traen a Valencia a un millón de visitantes, a nadie en su sano juicio se le ocurriría multar a la Junta Central Fallera por exceso de ruido, pese a que hay personas y animales que sufren de ansiedad durante un tiempo continuado y muchos agradeceríamos que no se detonasen petardos hasta que se planten las Fallas en la calle. Pese a mi sufrimiento, defiendo que la Fiesta es cultura.

Teniendo en cuenta, que la alcaldesa ha defendido estoicamente la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos, pese a las mofas del cup of café con leche, y en general en el país hemos apostado por los macroeventos como medio de negocio, pues resulta llamativo, como dicen las malas lenguas,  que no se cuide una fiesta que genera beneficios, mejora la imagen de la ciudad que tiene una parte de mojigata de mantilla y misa difícilmente exportable a ese turismo de elite que se pretende motivar.

Aplicando una lógica neoliberal, querida alcaldesa, la fiesta del Orgullo le interesa, deja dinerito, atrae a la ciudad a ese turismo acomodado, sin muchas cargas familiares y acostumbrado a fundir pasta allí donde van. Además,  la fiesta del Orgullo ha sido asumida por gran parte de la población heterosexual que siente el Orgullo como suyo por ser una fiesta aperturista, integradora, colorida e incluso divertida. No sé si lo sabe, pero no todo el que viene al Orgullo es o debe ser Gay, lo que sí es cierto es que todos los que acuden, están de acuerdo en que tienen los mismos derechos que LGBT, se sienten plenamente integrados en la comunidad LGBT, y apoyan que LGBT no sean tratados bajo prejuicios obsoletos. Estos son ciudadanos del siglo XXI, que es donde estamos por cierto y demuestran que la ciudadanía está más avanzada que la política. Además en términos de marketing la imagen que aporta a la ciudad un Orgullo como el de Madrid, es moderna, actual, integradora, europea, que eso nos encanta y hace competir a Madrid con ciudades como Berlín o San Francisco, ¡Ohh yeah! 2017 Madrid Fiesta del Orgullo Mundial, venga, alcaldesa, ¿no ha pensado el gran negocio que está detrás?, ¿no ha pensado el empujón que le dará a la ciudad de Madrid? y lo mejor de todo, no se necesita inversión de campos de fútbol, ni de polideportivos, ni villas olímpicas. Sólo  permitir que el Orgullo se celebre. Le digo todo esto porque como le interesa tanto generar negocio en la ciudad de Madrid y le preocupan los empresarios que se ven damnificados por las huelgas y otras circunstancias que les impiden generar ingresos, pues esta es una oportunidad para que hoteles, restaurantes y tiendas, incrementen sus ingresos con la afluencia de visitantes con dinerito rico, rico y ganas de gastar. Según AEGAL, el Orgullo genera  más de 110 millones de euros para la ciudad de Madrid, con un impacto positivo sobre la actividad comercial y hotelera, que alcanza el  100% de ocupación en la semana del Orgullo, y un aumento del 30% del gasto en comercios. Como comentó Juan Carlos Alonso, secretario general de la asociación de empresarios: “Hay que destacar la creación de cientos de puestos de trabajo, así como la afluencia masiva de visitantes: según el propio Ayuntamiento es el acontecimiento que más turistas atrae a la ciudad de Madrid“.

Además, con lo bonito que se pone todo con tantos colorines, las drag queens con sus espectaculares trajes, que ya compiten con el carnaval tinerfeño, la gente dándose amor incondicional (algo tan cristiano), las carrozas por la ciudad como los reyes magos, los  arcoiris, las canciones de Karina, Camilo Sesto, Paloma San Basilio e incluso la más grande folklórica, Rocio Jurado… no me diga que no está bonito Madrid con tantos colorines, si parece una guardería.

Sé, querida alcaldesa, que no han tardado en vincular sus declaraciones sobre el matrimonio homosexual con las multas, ¡qué malintencionada es la gente! Aquellos que lanzan teorías conspiranoicas  poniendo en relieve su carácter conservador, ¿quieren decir que boicotea una fiesta que seguramente deja más dinero en Madrid que la verbena de la Paloma? Todo porque aludió a la ciencia con aquel asunto de las peras y las manzanas, ¡qué tikismikis es la gente! Deben entender que usted es una persona atareada. ¿Cómo va a estar al día de los avances de la ciencia cuando dirige el destino de millones de madrileños? La ciencia avanza a un ritmo vertiginoso, directamente proporcional a las inversiones en I+D,  ni siquiera con su equipo de asesores, llegarían a tener conocimiento de todos los avances como el injerto de  árboles pues eso es cosa de agricultores y quizás es competencia de la consejería de agricultura. Qué injusto es ahora que saquen a colación lo que usted comentaba acerca del matrimonio homosexual, con esa parábola de que si se junta una pera y una manzana no pueden dar nada porque son componentes distintos. Como sé que no tiene mucho tiempo,  voy a ponerle un ejemplo, la manzana con el tomate da el Redlove (qué bonito nombre), y los que lo han probado dicen que está delicioso con sus propiedades antioxidantes y todo. El Redlove ha iniciado su camino hacia la comercialización, según indica el artículo. Pero hay más ejemplos de frutas híbridas como el Peacharine (melocotón y nectarina), el Tangelo (mandarina y pomelo) o el Aprium (ciruela/albaricoque), con lo que igual la manzaperina está más cerca de lo que nos creemos y es que la ciencia es algo impresionante. Quizás quiso decir algo que es cierto y nadie le puede negar, de forma natural dos mujeres o dos hombres no pueden tener un hijo, pero miles de matrimonios  heterosexuales tampoco pueden, debido aun aumento misterioso de la infertilidad en los últimos años y  tienen que acudir a la ciencia para ello. Eso si deciden ser padres, porque tampoco es algo obligatorio para poder casarse, ¿o sí lo es?

El mea culpa de una huelga de hambre

HUELGA DE HAMBREQUERIDOS
Jorge… 40 días
Alex… 32 días
Gisela… 36 días
Alejandro… 35 días
Juanma… 21 días
Frank… 21 días
Juanito… 12 días
José Luis… 12 días
Javier.. 8 días
y el resto de personas que continúan o han hecho huelga de hambre por #motivosdetodos:

Habéis regalado un número finito de días a la población de este país y por ello muchos queremos DAROS LAS GRACIAS, al resto o le ha pasado inadvertido, o no se han enterado, o hemos agachado la cabeza, o simplemente no podíamos realizar la misma gesta, aunque en palabras de Jorge, no se trataba de hacer lo mismo si no de luchar.

Algunos hemos querido tratar de dar ánimos desde la distancia, entendiendo, compartiendo vuestros motivos que son los nuestros también e incluso os hemos erigido en altavoces de todos, pero no hemos estado allí. No hemos reclamado excepto en Twitter y nuestros blogs que se os prestase una mayor atención a los medios de comunicación, pero hubo grandes y mediáticos temas que os pusieron en un segundo plano informativo, la huelga de basuras, lo de Canal 9, la Lomce, la doctrina Parot y el más de lo mismo de ERES, Barcenas, Gurteles y bla, bla, bla.

Lo vuestro ha sido un David contra un Goliath que ya tenía en negro sobre blanco la cuestión de la seguridad ciudadana, además de todo lo que va a justificar la huelga de limpieza en Madrid para meter mano a eso a lo que muchos le tenían muchas ganas, el derecho a la huelga.
Habéis sido esos Davices hambrientos que han reclamado con sueño, frío y hambre la necesidad de un reinicio gubernamental que a ese Gobierno no le ha dado ni frío ni calor, vamos, no he visto a ningún periodista siquiera preguntar a un diputado sobre ello, no sé si lo han hecho, pero no lo he visto. Ahora es un mal momento para reclamar la atención de los medios, ni siquiera del Intermedio, con todo lo que tienen con los políticos, no tienen tiempo material de meterse en otras cosas. Lo mismo le pasa a Salvados, pero a alguno sí nos hubiera gustado una alusión de Wyoming, (que no sé si con la presentación de su libro ha llegado a hacerla), al que, por su condición de figura pública que debe su fama de los últimos años a expresarse con meridiana claridad, que diría el presidente, le exigimos que se comprometa con toda causa, aunque insiste en su condición de afortunado que no quiere renunciar a ello. Todo porque desde su tribuna en el Intermedio se ha convertido en alguien importante porque lo que dice incomoda en exceso a la casta política, cosa que es de agradecerle a él y al equipo del Intermedio, al igual que sucede con Salvados. Al hilo de los medios, yo sí he echado de menos una pregunta en los pasillos del Congreso sobre esas personas que estaban sin comer en la puerta del Sol y en otros lugares de la geografía.
Durante el tiempo que habéis llevado a cabo esta huelga de hambre a veces he pensado qué hubiera pasado si se hubieran puesto muchas más personas en huelga de hambre, si la Puerta del Sol estuviese alfombrada de personas en Huelga de Hambre. Obviamente los medios extranjeros quizás hubiera hecho un mayor hincapié en la causa de un acto tan radical, cosa que parece hace reaccionar a los que toman decisiones como ha sucedido con la huelga de limpieza. Lo cierto es que la vuestra era una reivindicación más arriesgada y el resto hemos sido indignados de boquilla, muchos de acuerdo con vosotros, muchos queriendo hacer algo, muchos esperando no se sabe muy bien qué y algunos incansables tratando de dar apoyo que se han acercado por allí y han estado a vuestro lado.

Ell mundo sigue, las leyes que se aproximan nos ponen contra las cuerdas, vosotros habéis empezado a comer y comienza a hablarse del próximo mundial que hará olvidar algunas de las cosas que no deberíamos olvidar. Pero también ocurre que estamos más que hartos, como decía la famosa frase de la peli, de tantas malas noticias, son ya 5 años de crisis de mal en peor y encontrar un equilibrio entre la felicidad, la realidad y la supervivencia se torna difícil, no en vano se ha duplicado el consumo de ansiolíticos en los 10 últimos años. Yo sin ir más lejos, siento en ocasiones que no aguanto más noticias, más tertulias y a ciertos tertulianos que hoy son estrellas. Admiro gestas como la vuestra y las de otros a lo largo y ancho de este mundo, personas que deciden ponerse en peligro de una u otra forma por el bien común, porque son más valientes que yo y la heroicidad vende, tanto que “el viaje del héroe” es asignatura obligada en la novela o el guión de ficción. Al final del día me pregunto, ¿qué puedo hacer?, ¿no estoy haciendo nada?, ¿por qué estamos paralizados? Porque, aprendida en parte esta lección sólo quiero felicidad, y ver felicidad a mi alrededor, no hambre,  no gente buscando en la basura, esperando que cierre el súper para ir a ver qué tiran. No quiero ver más hambre a mi alrededor, no quiero ver esa tristeza, no quiero sentir como se escudan en qué vivimos una vez por encima de nuestras posibilidades y esto sólo es una consecuencia que parecen no entender como un sádico castigo a la población cuando hay niños que sólo hacen una comida al día, o una madre tiene que explicar a su hijo que el bocadillo es mágico como el anuncio. Es una especie de bucle en que a veces hasta me siento culpable porque no me encuentro en una situación tan desfavorecida al resto ya que en 2007, viendo lo que se avecinaba, me quité el hipotecón vendiendo mi casa para no tener ese yugo sobre mi cabeza. Me siento culpable porque no puedo ayudar más y siento que necesito hacer algo aunque me sienta paralizada.

He escrito varias veces sobre el miedo, pero me pregunto una vez más ¿miedo a qué? No se puede culpar a la gente que no se atreve a dar un paso al frente por miedo a perder su trabajo, su casa, o lo que sea, cosa que muchos que se han colgado el cartel de revolucionarios hacen, al menos yo no, aunque opine que aferrarse a sus casas, trabajo y cosas materiales sólo es algo que pueden perder en cualquier momento, de ahí el miedo cuando cada vez hay más gente que no tiene nada que perder y eso es, desgraciadamente, una puerta a la libertad. Ni siquiera se puede culpar a aquellos pobres curritos que justifican el discurso de que era irremediable hacer todo lo que se está haciendo pues la verdad hoy es muy distinta según el cristal con el que te la cuentan y para gustos colores.

Lo que sí habéis conseguido es que muchas personas se identifiquen con vosotros, crean en vosotros, más que en ningún representante político, y habéis dado fuerzas a aquellos, que no queremos irnos de nuestro país porque queremos vivir aquí y tener oportunidad de desarrollarnos aquí,  o estamos mayores para empezar en otro sitio, pese a que la política está consiguiendo exportar nuestro talento a precio de saldo y dejar aquí una ecuación que no sale entre población activa y los jubilados. Muchos queremos tener un país mejor donde se aplique el sentido común y no el sesgo de intereses macroeconómicos que está ofreciendo su Agosto  a megainmobiliarias, e inversores extranjeros que se reparten el pastel del país, dejando a los ciudadanos fuera del negocio, obligando a los abuelos a andar varios kms para comprar el pan a 20 céntimos porque con la pensión no llega para alimentar a hijos y a nietos.

¿Para cuando el ciudadano estará en el primer punto del orden del día?  Hoy ni siquiera es un punto en el orden del día… Lo decía la canción: “…Como primer punto del orden del día actualizaremos nuestro sueldo, como segundo punto bajaremos el de los demás”… y recortaremos, y recortaremos, y recortaremos, pese a cada fin de semana miles de personas salgan a la calle, pese a que algunos se pongan en huelga de hambre, pese a que… seguiremos la ruta establecida, porque las encuestas todavía dicen que ganaremos en las próximas elecciones.

Para terminar, Jorge, Alex, Gisela, Alejandro, Juanma, Frank, Juanito, José Luis, Javier, y el resto de los que han estado en huelga de hambre por todo el país, es difícil conocer los datos de todos, muchos de nosotros sí nos acordamos, sí hemos sabido de vosotros y hemos sentido la distancia como un peso, por no poder acercarnos a deciros  GRACIAS.

Mi querido barrendero

basuraQuerido barrendero:

Deberíamos subirle el sueldo hasta equipararlo con el de un diputado, al fin y al cabo su trabajo es más útil para los ciudadanos y las condiciones son bastante peores. Usted nos evita la suciedad en las calles, vela por la imagen de la ciudad, hace un trabajo de prevención de enfermedades, nos aleja las plagas de roedores y los turistas pueden pasear por las calles sin sentir que han venido a un vertedero a pasar su luna de miel. Con lo importante que es el turismo para este país, sustento de miles de negocios, de pueblos y ciudades, su papel es fundamental en el desarrollo turístico del país, más que lo serían las olimpiadas o lo fueron en otros sitios la Copa América o la Fórmula1. Aunque la suya sea una aportación más invisible, ahora nos damos cuenta de lo mucho que afecta su trabajo a nuestra economía, por eso debería cobrar como un político.

Esta mañana, como todos los días en mi barrio valenciano, he visto al chico que se encarga de la limpieza de esta zona, a menudo comentamos cómo van las cosas en este país mientras paseo a mis perros por el parque y él barre enérgico y con una sonrisa. Se queja muy poco pese a que somos unos cerdos, a veces hablamos de los residuos caninos que llenan el parque y que él quita del césped mordido y calvo, día tras día. Los lunes, me cuenta, es el peor día, pues parece ser que en el parque los Domingos familias enteras comen pipas, hamburguesas, pizzas, caramelos, beben latas y pese a haber cuatro papeleras, todo está en el suelo. Vamos que algunos se pegan unos fiestones en el parque que ni en el Space mientras los niños se columpian y arrollan a transeúntes con sus bicis y patines. Estos señores padres que hacen botellón en el parque a veces me riñen cuando tardo dos segundos más de lo debido en sacar la bolsita para recoger los excrementos de mis dos perritos de menos de 7 kilos. La gente es muy poco respetuosa, le digo al chico, sí, me contesta, muchas veces estás barriendo a su lado y oyes como dicen, lo tiro al suelo porque así estoy dando trabajo a éste. Todavía tendrá que dar las gracias porque el hecho de que seamos unos cerdos a él le da trabajo. Un trabajo por el que no llega a los mil euros y que le hace sudar la gota gorda día tras día. Constantemente pierden días de trabajo en forma de vacaciones forzosas a través de Eres parciales, sin cobrar. Sus condiciones de trabajo no son para tirar cohetes, pero alguno dirá, al menos tiene trabajo, que no se queje. Yo sólo pienso cómo nos miramos el ombligo, sólo nos quejamos cuando el tema nos afecta directamente y la falta de empatía en muchos casos es bastante escandalosa. Un ejemplo de los últimos días es la reacción de los periodistas de Canal 9, que pese a haber estado en esa situación que ahora denuncian durante casi 20 años, la verdad sólo ha salido de sus bocas cuando una irrevocable decisión los ponía de patitas en la calle y su credibilidad está mermada cuando muchos les preguntan ¿por qué no salisteis antes del armario?

Madriz está hecha un asco, con esta cantinela están en los madriles los transeúntes.
– Querido, están en huelga.- le digo al transeunte que sale en la tele en Más Vale Tarde.
– Si pueden hacer huelga, pero es que esto es un foco de infección.- me contesta.

Sí está sucio, sí huele mal, sí da mala imagen a los turistas, sí, sí, sí… pero, ¿qué parte del titular “Huelga del servicio de limpieza” no se ha entendido? Las huelgas son un incordio, son inoportunas, pero es el único medio que queda para la negociación. Más de mil personas se van a la calle en el servicio de limpieza de Madrid, no hay que ser muy listo para entender que la consecuencia directa es que Madrid estará más sucio siempre, pues mil personas menos, son muchas escobas menos, pero muchos de nosotros sólo vemos lo inmediato: Que nos molesta la basura que hay en la puerta de nuestras casas. Apuntan en las tertulias televisivas que lo sorprendente de esta huelga es que los ciudadanos, aunque molestos por la suciedad, entienden la postura de sus barrenderos y no se están quejando como lo han hecho otras veces y quizás tenga que ver con que, después de 5 años de crisis en los que los brotes verdes famosos sólo han servido para salvar la macroeconomía del país, es decir, que los bancos y empresas del Ibex sean más rentables y tengan más beneficios, etc., el ciudadano sólo tiene en la cabeza despidos, eres, bajadas de sueldo, recortes y paro, mucho paro, que por otro lado eso es lo que hace que seamos más competitivos de cara al exterior y ahora a todos les interese invertir en un país que está en venta a precio de saldo. Como ni usted, señor barrendero, ni yo, somos economistas, nos quedamos con lo nuestro, su huelga para evitar los despidos.

Recuerdo una huelga de transporte que provocó el caos durante nos días, parecía que el mundo se acababa, los estantes de las tiendas se vaciaban con rapidez, y numerosas voces reclamaban el apocalípsis. Se acababa la comida, la gasolina y los camioneros y transportistas eran culpables. Sí, quizás sea cierto que los ciudadanos están siendo más comprensivos con su causa si lo comparamos con pasadas huelgas en las que las quejas eran mayores y clamaban el fin de la huelga. Quizás le entendemos señor barrendero, o quizás hemos entendido que nos es necesario.

Todos los días, cuando vuelvo de pasear a mis perritos me pongo un café y busco varias noticias, sobre todo cómo andan Jorge y el resto de gente que se ha puesto en huelga de hambre y cómo va lo suyo, a ver si se ha avanzado en la negociación, si por fin conseguirán que no se ejecuten los despidos.

Aprovecho para contarle que mi barrio, pese a tener servicio de limpieza, bastante recortado, está hecho un asco y no es porque los chicos y chicas sean unos vagos y no curren, qué va. Es porque somos unos cerdos y porque tenemos menos presupuesto que otras zonas que a nuestra alcaldesa le interesan más limpias por los turistas y porque la gente que vive en ellas es más guay que la gente que vive en los poblats maritims, es decir, que se merecen un barrio más limpio que nosotros. No le digo lo limpio que está donde ella vive. Lo mismo ha pasado en la ciudad donde nací, donde ustedes ahora están en huelga, hay barrios periféricos que siempre están más sucios, parte de culpa seguramente sea de los que vivimos en ellos que somos “menos” cuidadosos, no lo discuto, pero otra parte tiene que ver con que Vallekas no es Serrano, Carabanchel, no es la Castellana.

Los trabajadores del servicio de limpieza están pidiendo comprensión, ante una presión que ya ha salido de nuestras fronteras y precisamente salir en la prensa internacional por la huelga de basuras, no gusta nada y ha hecho reaccionar a un contundente ayuntamiento que ha dado un ultimátum. Compresión para entender que no hay vuelta atrás, con mil trabajadores debido a un recorte del 33% está claro que Madrid estará más sucio. ¿Por qué la empresa aceptó con un presupuesto del 33% menos? Es una gran pregunta. En los planes de ayuntamiento, según explica este artículo de El País, estaba ya una reducción del 10% en el servicio de recogida de basuras, pero propuso un concurso donde las empresas pujaron ofreciendo el servicio por un importe mucho menor. De esos barros, estos lodos. Ahora la empresa plantea un Ere que supone el despido de 1000 trabajadores, aunque tras el comienzo de la huelga ha rebajado la cifra de despidos y la negociación está estancada. La cosa está complicada pues no hay visos de solución y hoy El País muestra cómo están las calles por distrito. Ayer decían los tertulianos que si el ayuntamiento sabía que iba a haber despidos, que si no lo sabía, lo cierto es que se firmó el contrato. Una concejal le recriminaba  al concejal de medioambiente hace unos meses que habría despidos, a lo que éste respondía que no era verdad. Vaya, la agorera concejala parece haber tenido  razón.

Querido barrendero, le han dado un ultimátum en el que sino llegaban a un acuerdo, enviarían a la salvadora empresa estatal Tragsa para asegurar que se cumplían los servicios mínimos, pero Tragsa que está inmersa también en un ERE, a través de Javier Canales respondía que la alcaldesa estaba siendo mal asesorada y que Tragsa no está para limpiar la mierda de los políticos, como se pudo ver en las noticias de La Sexta. Con lo que se gastan en asesores, Dios mío, cómo hacen esa selección de personal, ¿se la juegan a los dados? a dedo,  a dedo, se la juegan a dedo porque con la cantidad de parados sobrecualificados no me explico cómo se asesora tan mal a los políticos… Tela marinera, lo cierto es que la gestión de esta crisis va como va y los tertulianos hablan más de la factura política que esto le puede pasar al ayuntamiento de Madrid y su alcaldesa, que del problema en sí: Los despidos del servicio de limpieza.

Querido barrendero, tenga usted paciencia para aguantar, como la están teniendo los ciudadanos. Abríguese bien que empieza a hacer frío, aunque, qué le voy a decir yo usted que trabaja en la calle y conoce mucho mejor que yo lo qué es el frío de Madrid, que se mete en los huesos y no se va. Si necesita echarse un traguico para entrar en calor, dígale al camarero que le eché de esa botella aguardientá que si se bebe a palo seco cuesta tragar porque quema allá por donde pasa, pero con este frío en los huesos, el carajillo es lo mejor.