Sufro empatía animal, ¡qué mierder!

ewoks selmaAsisto en las últimas semanas a una orgía mediática en pos de toros y toreros, de partidos politicos a favor de toros y caza, de perros pintados de verde o los que en verano saltan al vacío por estar encerrados sin agua al sol en un balcón, o dejados en un coche achicharrándose literalmente, o  los tiran por la ventana con consecuencia de MUERTE.

No hay día que no vea animales rescatados por un equipo animalista que no tiene espacio para meterlo, comida para alimentarlo, ni hogar para que sea adoptado.

Esos galgos en los huesos, atados, o colgados, esos gatos disparados con balines en la cabeza….

No hay tarde que no lea un testimonio de alguien que se hizo vegano al ver vídeos del trato violento, cruel, inhumano y aberrante que se da a los animales en la industria alimentaria o en los laboratorios de experimentación.

No hay café mañanero que no se me atragante porque alguien ha prendido fuego a un animal, o lo ha arrastrado con su coche hasta destrozarle las patas, o le ha pegado un petardo para verlo estallar.

Asistí hace tiempo también al testimonio de un técnico de sonido que en retransmisiones taurinas era torturado psicológicamente con la escucha y visión  del dolor del toro, tanto que asegura: “si la gente escuchase lo que recogía ese micro Sennheiser apagaría la tele”.

Asisto también de manera regular a las violencia contra aquellos que tratan de documentar maltrato animal en las granjas, etc. Y todo esto me lleva a hacerme ciertas preguntas: ¿Por qué el ser humano disfruta con el sufrimiento? ¿Por qué el gusto por el sufrimiento se convierte en fanatismo?

Uno de mis traumas infantiles fue ver a un niño de 12 años disparando con una escopeta de balines a un blanco cachorro de gato y cuando le pedí que dejase de hacerlo me respondió que ese gato era de su abuela y que se lo había dado para hacer con él lo que quisiera…

Todavía me sobrecoge ese momento,  es algo que me perturba cada vez que lo recuerdo, me perturba mi inacción…pero ahí tuve una respuesta, nos creemos dueños, los cosificamos, y educamos a nuestros hijos en esa creencia aún, si no no se explica esa obsesión con la caza y los toros.

Vivo en un mundo que obviamente no entiendo, sufro con el sufrimiento en general, de animales, de otras personas, víctimas todos, niños, mujeres, hombres, refugiados… Entiendo que un animal ataca en respuesta y no por placer y el humano es el único ser vivo que  tortura y mata por placer. Muy lejos quedó la caza por supervivencia de la tribu, hoy y aquí la caza es un ejercicio de poder, de dominación, de desprecio a la vida.

Luego pretendemos que nuestros cachorros sean buenos, no peguen y no maltraten, pero la violencia cuando se normaliza, insensibiliza y dejas de sentir empatía por el dolor ajeno de aquel que sientes inferior. Otra pieza clave, la falta de empatía del que se siente superior al pobre, a la mujer, al de fuera, al animal… De esta forma la violencia se extiende y de esta forma los que sufrimos de empatía con el débil, somos torturados día tras día por la normalización de la violencia que siempre tiene una víctima inocente al otro lado de ese violento que siente legítimo ejercer su poder, dolor y tortura. La realidad es que hablamos de víctimas que no se pueden defender, que no se encuentran en igualdad de condiciones y cuando no hay mucho argumento, se nos pide que respetemos su derecho a ser violentos con víctimas inocentes con frases del tipo “si no te gustan los toros, no los veas, si no te gusta la caza, no caces, pero respeta que los demás lo hagan. Vive y deja vivir”

Cada vez que leo esta mierda tengo que respirar profundo para tratar de dar sentido a esto:“si no te gustan los toros, no los veas, si no te gusta la caza, no caces, pero respeta que los demás lo hagan. Vive y deja vivir”

Si ponemos un ejemplo cambiando a la víctima “Si no te gusta las violaciones, no violes, pero respeta que al que le guste lo haga” . “Si no te gusta el bullying no lo hagas, pero  respeta que al que le guste lo haga”, “Si no te gusta matar no mates, pero  respeta que un tipo arrastre a su perra después de dispararle y darle golpes…hasta la muerte… ¿Vive y deja vivir? ¿en serio?

Y no voy a hablar de la pirotecnia y los petardos... en este post, lo dejo para otro ¡arghhhhhhhh!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s