Dónde están los músicos ahora que Amaral protesta

 

La Caja de Selma en Sexo en Vallekas

La Caja de Selma en Sexo en Vallekas

Ismael Serrano comenta sobre la marketiniana y no dudo “soñadora” canción y video de Amaral acerca de los políticos que ha dado lugar a que todo el mundo se pregunte ¿dónde están los músicos?  Ya sólo la pregunta dice mucho de un país al que se le da muy bien mirar para otro lado… Músicos comprometidos haberlos,  los hay, desde que tengo uso de razón he conocido y seguido a muchos de ellos, otra cosa es que sean estrellas del pop como Amaral o el propio Serrano que tocan en plazas de toros… Los músicos que se han atrevido a ser críticos en este país están acostumbrados a ir por el barro, a comer bocatas de lomo con queso y cerveza y a dormir en la furgo de vuelta a casa… alguno hay, pero son los menos, que van en Ferrari a sus conciertos, en los que reclaman el poder para el pueblo obrero, pero como digo, son la excepción de esta norma que se cumple: música subversiva protestona= bocata lomo + furgo + no money, sobrellevado con cerveza y para que el fume, unos porricos y ya está, que no da ni pa la farlopa, que no, que ya no. Así recorren la España profunda esas bandas y músicos que pierden pasta alquilando salas y a los que, en alguna ocasión se les ha reventado el concierto por el caracter subversivo de sus temas o se les ha llevado a los tribunales, como ocurrió con Lujuria y últimamente con el rapero Pablo Hasel. Si a finales de los 80 y primeros 90 hubo un momento para el rock subversivo en este país, ¿por qué desapareció del papel quedando en algo testimonial? Es llamativo que el Rock urbano que nos trajeran unos primeros Leño o el punk de La Banda Trapera del Rio o el llamado Rock radikal vasco se fue descafeinando, derivando con el fenómeno Extremoduro en multitud de bandas de poesía callejera que cuanto más despreciaron la política y más se centraron en las drogas y el amor (un amor misógino y machista en la mayoría de los casos) más éxito cosecharon, como los propios Extremo (verdaderas rockstars) o Marea atestiguan. Estos fueron dejando a los más políticos a un lado, con su público, pero a un lado y convirtiendo la corriente del rock urbano de drogas y amor en casi el único rock del territorio.

Imagino que Emilio Guerique, responsable de Maldito Records vio un hueco cuando las discográficas no apostaban por esas bandas, la prensa no hablaba de esas bandas. Alguien tenía que recoger esa “necesidad” del mercado para darle salida y hoy tiene en sus filas a muchas de estas bandas míticas como Gatillazo, y más jóvenes como  Sujeto K. Al fin y al cabo Viñarock, Derrame rock y Aupa Lumbreiras son festis a los que va gente y todo, así que la protesta y el rock subversivo tienen su público en este país, por eso sorprende que de pronto Amaral hace un video con las caras de nuestros políticos y es una valiente… y no le quitaré yo el mérito porque en cierto modo lo es. Es valiente porque ella se dirige a un público mucho más amplio, con lo que bienvenido sea que tanto ella, como Vetusta Morla, como quien sea que tenga un micrófono, normalicen la crítica política ante ese público masivo que sigue leyendo Vogue, viendo videoclips Happy´s que promocionan sus ciudades y ahorran para comprarse un Ipad. Ese público ( la gente normal, compañeros de curro y colegas) que hace unos años me callaban en nuestras reuniones a la carcajada de “eres una conspiranoica”  y todo por adelantar  lo que está ocurriendo con las hipotecas, precarización del empleo, recortes en sanidad y educación… hoy están cansados de tanto recorte, cansados de tanta mentira, hartos de que tuviese algo de razón y ojalá me hubiera equivocado. Pero sin duda este es un buen momento para lanzarse al mercado con la revolución por estandarte, ¿le habrá dicho esto su manager?

No, no soy ni una visionaria, ni muy lista, ni muy tonta, ni na de na…a esas convicciones me llevaron cineastas, documentalistas, escritores y músicos. He llegado a la conciencia política desde el arte siempre, prefiero la canción que habla del discurso,  al discurso en sí mismo, la ficción cinematográfica al mitin, el documental a las noticias y el libro al periódico.  Ya Evaristo en mi más tierna adolescencia  me enseñó cómo iban a actuar los bancos, como la política estaba subyugada al poder económico y bla, bla, bla, y una cosa llevó a la otra y llegaron los Def Con Dos y de ahí a los Habeas Corpus y algún que otro rapero, y algún que otro cantautor y algún que otro poeta y Michael Moore y sobre todo, sobre todo, el yankee Jello Biafra, ese ser que ha hecho de la crítica y el sarcasmo una forma de vida… Y llegamos a hoy donde todos dicen… ¿y los músicos?   Sin embargo hay más arte en acción y reaccion que nunca: cantautores, raperos, punks, colectivos artísticos, drag queens, escritores, creativos publicitarios, artistas callejeros, teatreros,… no quiero dejarme a nadie, gente que hace webseries en su barrio, comics, graffitis, danza, si hasta Risto Mejide hace crítica política, vamos que está de moda… hay arte en lucha pa aburrir, otra cosa es que la quieras ver en el telediario, eso se lo tenemos que dejar a Amaral, para que Ismael pueda escribir sobre ello en el diario, al que por cierto diría que me parece muy respetable que haya músicos que no quieran hablar de política ni de crítica social, lo me resulta insano es que mucho no lo hagan por miedo a ser vetados, tachados y expulsados de los medios, esa maquina que en el fondo les da de comer, pero también respetable, pero insano para la madurez intelectual del país.

Desde que el mundo es mundo el poder, el poder que da el dinero, ha dominado al que no lo tiene, esto he aprendido que no debo olvidar puesto que soy de los que no tienen y además me quejo, me río y hasta parodio mis no escuchadas y conspiranoicas críticas, en mis novelas, en mis canciones, en mi comedia, en cada cosa que hago, porque veinte años de conspiranoia te llevan a reírte mucho de ti para no volverte loca o a convertirte en un exiliado como Willy Toledo pero hasta para el billete hay que tener pasta y yo no la tengo. Soy consciente de que criticar cosas, no sólo la política, si no el cómo somos de “guays”, de zafios, de “llamalo X”, eso me deja relegada al bocata de lomo con queso y a conducir toda la noche para volver a casa si me voy a tocar fuera porque no puedo pagarme un sitio en el que dormir. Como muchos otros músicos elegimos vivir palmando pasta, perdiendo tiempo y abandonando la falsa comodidad del curro fijo (qué risa), las vacaciones (más risa todavía) y la hipoteca.  Los que llevan 20-30 años en eso de la música y arte subversivo aún tuvieron cierta suerte, pues en el pasado recaudaron algo por la venta de sus discos, sus libros, etc., los de hoy, ni eso, así que decir que no hay músicos,  que no hay “canción protesta”, que no hay valientes escribiendo canciones… y libros, y series, y pelis, y …. en fin. Miramos a otro lado con mucha ligereza, desde ese pasado que ligó la transición con la movida, ambas maquinas lobotomizadoras, y ya no vemos ni lo que tenemos delante, porque crítica hay, pero no en la radioformula de los 40 principales, no en la tele, no en las revistas, ni en las plazas de toros… y que Amaral le haga una canción a los políticos es síntoma de que la cosa está grave ¿no crees?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s